Presidente de AEDIPE y AEDIPE Comunidad Valenciana. Presidente de AECOP-EMCC España (coaching ejecutivo). Director del Master de Gestión del talento (www.mastergesta.es). Director de las jornadas TMT, Talento & Management Tendencias. Catedrático de Organización de Empresas en el Dpto. Dirección de Empresas (Facultad Economía, Universidad de Valencia), Coach Senior Certificado CS44. Conferenciante y Escritor. Y padre de dos hijas preciosas.

jueves, 14 de abril de 2011

INTELIGENCIA EMOCIONAL DEL EQUIPO

¿Se puede hablar de inteligencia emocional (IE) del equipo como algo más allá de la IE de los individuos del equipo? Sin lugar a dudas, de hecho esto es lo que lo hace realmente mucho más complejo. Siguiendo a Jordan y Troth (2009) esto se debe fundamentalmente a que los miembros de los equipos con alta IE tienen más posibilidades de ser conscientes de sus propias emociones y de las emociones de los demás. Y tanto la conciencia emocional como las habilidades de gestión emocional tienen consecuencias importantes en el rendimiento de los equipos, ya que las habilidades ayudan a mantener relaciones apropiadas y efectivas entre los miembros. Y de este modo, este incremento relacional que emerge contribuye a un mejor intercambio de la información así como a una mejor toma de decisiones en los equipos (Pelled, Eisenhardt, y Xin, 1999). Del mismo modo, también se le relaciona con la facilitación funcional en la resolución de conflictos por lo que contribuye a un mayor rendimiento del equipo (Borisoff y Victor, 1998; Jordan y Troth, 2002). En este mismo sentido, Cooper (1997) encontró que los individuos con niveles altos de IE construían relaciones personales en el contexto laboral más fuertes y lideraban de modo más efectivo.


Creo que afortunadamente estamos en un momento importante tanto en la investigación científica como en el ámbito de intervención profesional con respecto a la IE. Por ello, cada vez debemos tener en cuenta más los elementos sinérgicos, relacionales e intangibles que constituyen las interacciones en las organizaciones.


¿Cree que su equipo directivo o de área trabaja actualmente desde la IE? Si ha contestado que no, dígame ¿Cree imposible poder hacerlo?


Ahora contésteme desde otro punto de vista ¿Le gustaría que su equipo fuera eficaz y eficiente en su trabajo obteniendo lo mejor de todos? Si ha contestado que sí, dígame ¿qué espera para entrenarlo y hacerlo madurar emocionalmente?


Ah se me olvidaba, recuerde comenzar por usted... ya sabe, el ejemplo lo primero para que funcione.




(Serie de Inteligencia emocional 3, Serie coaching equipos 5)

2 comentarios:

ANTONIO AYBAR ARIAS dijo...

Estimado Roberto,
Como siempre me haces aprender con tus comentarios y aunque será difícil que mi opinión esté a la altura de las circunstancias, al menos lo intentaré, ... aunque "intentar" sea de cobardes.
Acabas con una frase que en muchos casos se nos olvida y no es otra que la de empezar con uno mismo y como bien dice nuestro amigo Cesar Piqueras, en su último libro (CREER PARA VER) y tú mismo en el tuyo (EL LIDER NO NACE... ¡¡¡SE HACE!!!)
" Liderar a otros, solo puede venir cuando nos lideramos a nosotros mismos"
".... si controlas tus emociones, si conoces emocionalmente al equipo, si eres capaz de aportar y recibir de los demás... entonces, comenzarás a poner cimientos en una Organización que aprende"
Trabajar nuestra Dimensión emocional no es más que controlar nuestras emociones, sentimientos y estados de ánimo y solo una vez consigamos el control de nuestro estado, podremos entender a los demás.
Es evidente que las buenas relaciones emocionales ayudan al rendimiento de un equipo, sirviendo en primera instancia para la consecución de objetivos y de los resultados deseados.
Hoy en día y en el mundo de la venta, es decir en el mío, se valoran más las habilidades para manejar relaciones interpersonales que los grandes conocimientos técnicos. El vendedor ideal debe de entenderse como un gestor de relaciones llevadas hasta después de la propia venta y desde mi punto de vista y más hoy en día, la única forma de mantener la competitividad, es mediante las relaciones Personales con los clientes.
"Quienes alcanzan los más altos niveles poseen INTELIGENCIA EMOCIONAL"
Desde luego el trabajar desde la IE, la pregunta entiendo que no sería si es o no posible, simplemente diría que es necesario. Y trabajar desde la IE no es más que trabajar con un gran control de nuestras emociones, motivando y transmitiendo entusiasmo, sabiendo trabajar en equipo, teniendo iniciativa y consiguiendo influir en los estados de ánimos del equipo, teniendo capacidad de percibir, valorar y expresar emociones con precisión.
El principal problema que nos podemos encontrar, es si el equipo está dispuesto a entrar en este nuevo mundo, tanto del nuevo cliente, como del nuevo comercial, como del nuevo líder. El modelo antiguo, como bien dices en tu libro, el del Llanero solitario, está agotado... Nuestro principal trabajo es pasar a la acción y motivar el cambio en el conjunto del sistema, si bien este cambio debería de venir de arriba hacia abajo y creo que la dirección, es a la inversa....habrá que hacer algo¡¡¡
Para acabar, por fin..... ehh?, agradecerte la oportunidad que nos de poder participar aportando nuestro granito de arena y sobre todo aprendiendo.
Gracias

Rober dijo...

gracias antonio por tu aportación y reflexión, perdona no te haya contestado antes pues estaba de vacaciones de las "buenas"...