Presidente de AEDIPE y AEDIPE Comunidad Valenciana. Presidente de AECOP-EMCC España (coaching ejecutivo). Director del Master de Gestión del talento (www.mastergesta.es). Director de las jornadas TMT, Talento & Management Tendencias. Catedrático de Organización de Empresas en el Dpto. Dirección de Empresas (Facultad Economía, Universidad de Valencia), Coach Senior Certificado CS44. Conferenciante y Escritor. Y padre de dos hijas preciosas.

lunes, 8 de marzo de 2010

La inercia en la vida y en la empresa...Marshall Goldsmith

Leyendo el otro día noticias de liderazgo de Marshall Goldsmith, uno de los coaches ejecutivos de más prestigio mundial, salía el tema tan interesante de la inercia (otro día hablaremos de su concepto del MOJO, ese momento cumbre lleno de propósito, poder y significado que es reconocido socialmente, pues de su What got you here won´t get you there hay ya mucho escrito). Sí, comentaba el concepto de la inercia dentro de un artículo suyo titulado la paradoja de MOJO (en serio otro día me extenderé sobre MOJO). Para Marshall, nuestra respuesta por defecto en la vida es la experiencia de la no felicidad, del no significado, de la experiencia de inercia. Sí, es la tendencia a continuar haciendo siempre lo que hemos hecho. Si me paro aquí y reflexiono, … mmm mejor seguir avanzando y dejar que esto repose. Somos pura inercia en efecto, y a veces no nos damos cuenta de cómo la inercia guía nuestras vidas. ¿Queremos que la inercia nos guíe? Yo creo ser demasiado existencialista y vitalista como para permitirlo. Aquí me levanto con energía y exuberante optimismo. En serio, nuestras vidas y nuestras empresas están llenas de esa inercia, esa “zona de confort” de la que hablamos en coaching y de la que tan difícil es moverse. Gracias Marshall por recordarnos nuestra pereza y por hacernos más consciente nuestro letargo. Hoy creo seré un poco menos inerte. ¿Y tú? ¿Navegas en la corriente de la inercia?

2 comentarios:

mónica dijo...

Hola Rober,
Por inercia se entiende la falta de disposición al cambio…¿por qué cambiar? Muy sencillo, para dejar de obtener el mismo resultado, si quieres resultados distintos deberás utilizar procesos, caminos, guías distintos…es lógico, verdad?
Relacionado con el mojo y el nojo…mojo es desde mi pdv quien lleva el cambio en él, se levanta, trabaja y se acuesta sintiendo eso de “ si das recibirás” por lo que su espíritu está sereno y convencido de que cada día es una oportunidad para dar y contagiar su fuerza y energía y así provocar al menos que el otro “sospeche” que algo pasa e invitar al cambio.
Por el contrario, nojos son aquellos que dicen “me han comprado así”..y sí, es verdad, aunque seguramente en la letra pequeña del contrato no decía “para siempre jamás”…
Por cierto, gracias Rober por hacer esas conferencias-seminarios para acercar al empresario, a los directivos, tus conclusiones de la investigación Top Talento. Cuantas más orejas se presten a oírte mas reflexión y menos inercia.
Un fuerte abrazo,
Mónica

Rober dijo...

Gracias Monica por aparecer, tu comentario es muy bueno. Espero que sigas comentando e incorporando tu sabiduria conmigo
rober